Lean

La construcción industrializada, una nueva manera de construir

Las empresas más punteras caminan hacia procesos constructivos sostenibles. La construcción industrializada es una forma de conseguirlo

Cada vez hay más empresas concienciadas con la necesidad de caminar hacia sistemas más eficientes y que permitan ahorrar tiempo y dinero. La construcción industrializada es una forma de edificar que cumple con estas premisas, pero ¿es la respuesta que buscan desde este sector económico? Según la mayoría de expertos no se convertirá en la forma de construir del futuro, ya que es útil únicamente en proyectos muy concretos. De todas maneras, es un tipo de construcción muy interesante por la que apuestan las empresas más punteras del sector.

 

¿Qué es la construcción industrializada?

 

La construcción industrializada trabaja en el desarrollo de proyectos en los que los procesos, tanto de diseño como de producción, son totalmente automatizados. ¿Esto qué significa? Pues que se utilizan técnicas innovadoras que pasan por fabricar los componentes estructurales en un taller y después se transportan hasta la ubicación en la que se realizará la edificación para su ensamblaje final.

Almacén en el que se fabrican los materiales de un proyecto de construcción industrializada
Almacén en el que se fabrican los materiales de un proyecto de construcción industrializada

 

Los beneficios de la construcción industrializada

 

  • Se acortan los tiempos de ejecución. Al cambiar los procesos se consigue también reducir el tiempo de construcción, ya que la fabricación de los componentes en un taller especializado crea un efecto de cadena de montaje que acelera el proceso. Luego, el montaje de las piezas es fácil y rápido.
  • La climatología deja de ser una variante a tener en cuenta. La meteorología ya no afecta a la construcción ya que los elementos se construyen en un espacio cerrado, así que el avance de las obras deja de depender de los fenómenos climatológicos como la lluvia, el viento o el calor.
  • Se reduce la siniestralidad laboral. Los accidentes laborales disminuyen porque gran parte del proceso se desarrolla en un entorno mucho más controlado y beneficioso para los trabajadores.
  • Sostenibilidad medioambiental. La construcción externa de las piezas contribuye a que se reduzcan al máximo los residuos y los que se generan se pueden reutilizar.
  • Ahorro energético. La fabricación separada de las piezas permite ahorrar en agua y electricidad.

 

Los avances tecnológicos permiten que este tipo de construcciones industrializadas sean un éxito, ya que se simulan los procesos de construcción antes de comenzar (siguiendo el método y la tecnología BIM, Building Information Modeling) y se pueden introducir mejoras constantemente a lo largo de todo el periodo que duran las obras.

 

La construcción industrializada, una realidad

 

En Catalunya, los pioneros en construcción industrializada fueron Compacthabit; también hace años que en Reus se construyeron dos viviendas unifamiliares, desarrolladas por el promotor inmobiliario Antonio Pellicer, que se han desmontado y montado en más de 5 ocasiones y cuyo resultado es sólido al 100%, además de sostenible.

 

Asimismo, en la feria internacional ePower & Building celebrada en el recinto ferial de IFEMA, en Madrid, se presentaron hace un par de años estructuras de hormigón armado de planta baja y dos pisos superiores.

 

Se estima que la construcción industrializada permite prefabricar estructuras de hasta 20 plantas de altura.

 

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.